ventanal y pared aislante

Aislamiento térmico: Las ventajas más importantes de las casas pasivas

Aunque suene a algo bastante novedoso, las casas pasivas llevan en funcionamiento varias décadas. Surgieron en zonas donde el frío implicaba un gasto en calefacción importante. Se caracterizan por consumir casi nada de energía.

A través del aislamiento y el máximo aprovechamiento del calor que aporta el sol logran mantener una temperatura constante durante todo el año. Son casas perfectamente herméticas, con los sistemas de ventilación exactos para lograr mantener constante la temperatura.

Al estar diseñadas para aprovechar al máximo el calor y la luz solar, poseen grandes ventanales y son estéticamente muy bonitas. Para lograr este aislamiento y la temperatura idónea emplean sistemas alternativos como suelos radiantes. Sistemas tradicionales de calefacción y aires acondicionados son casi innecesarios.

Comodidad y ahorro

Para que una casa sea denominada como Casa Pasiva es necesario que su demanda calorífica anual no supere los 15kWh/m2. Esto dista mucho de la media anual española para una casa unifamiliar de 82 metros cuadrados (con medida E), que es de 237,45 kWh/m2.

Además, el Passive House Institute especifica que la energía total que usen todas las aplicaciones domésticas, es decir, calefacción, agua caliente, electricidad, no debe superar los 60kWh/m2 anuales. Esto implica un ahorro muy importante, que puede superar los 1.000€ al año.

En cuanto a la comodidad, las casas pasivas no solo están creadas para el bienestar medioambiental sino para el bienestar personal también. La temperatura interior se mantiene constante y agradable durante todo el año, no superando los 25º durante más del 90% del tiempo.

Además, a esta temperatura tan agradable, se le une un sistema de ventilación y renovación del aire eficaz y eficiente. Esto permite ventilar correctamente la casa sin necesidad de abrir las ventanas y no supone una pérdida de temperatura que obligue a gastar más en calefacción.

Coste

Tanto convertir como construir estas casas pasivas supone un coste a la larga menor que una casa tradicional. Es cierto que el desembolso inicial es mayor, puesto que los sistemas de aislamiento y ventilación son de más calidad y requieren mejores materiales y trabajo.

Las casas pasivas logran recuperar el sobrecoste (de un 4% aproximadamente) en un periodo que ronda los 5 años. Si tenemos en cuenta que la hipoteca media es a 30 años, existe un beneficio económico y un ahorro a la larga muy grande.

Ayudas y préstamos

En la actualidad, existen multitud de préstamos tanto para reformar como para instalar determinados elementos eco-friendly. Así, existen empresas que ofrecen préstamos verdes con el fin de mejorar la eficiencia en cuanto a energía de un inmueble.

Bancos como Bigbank llevan tiempo apostando por ecopréstamos. Este préstamo te ofrece un tipo de interés y unas condiciones beneficiosas a cambio de que lo emplees para en instalación de paneles solares o en la sustitución de electrodomésticos por otros ecológicos.

En definitiva, existen multitud de bancos que ofrecen distintos tipos de préstamo y, además, existen distintas subvenciones. En SoltiaPlus, te ayudamos con la financiación y buscamos la forma de adaptar todas las subvenciones y préstamos para encontrar lo que mejor se adapta a tu caso en particular.

Contribución al medio ambiente y a la sociedad

Por último, el disponer de una casa pasiva o que genere mínimo gasto eléctrico supone un ahorro en emisiones de CO2. En los tiempos en los que estamos, donde la contaminación es uno de los problemas más importantes a nivel mundial es algo muy destacado.

Tener una casa pasiva implica una contribución al medio ambiente y al bienestar de la sociedad muy importante. Si bien en España no se valora tanto este hecho, está claro que conforme avancemos como sociedad iremos tendiendo a una disminución en emisiones y, como ciudadanos, está en nuestra mano contribuir a crear un mejor país.

Si quieres más información sobre aislamientos e instalación de ventanas en Soltia te asesoraremos personalmente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *